Zambra Gitana en el Albahicín

Auténtica e irrepetible, es la sensación de cuantos pueden presenciar, al menos una vez en su vida, una manifestación tan popular y a la vez tan rica en sabor y duende como es una zambra gitana , en un marco sin igual, el Albahicín Granadino.

Los gitanos, herederos y mantenedores de la más grande de las manifestaciones artísticas del pueblo, reflejan con la Zambra granadina y dentro de parajes tan peculiares como sus cuevas, la simbolización de la boda gitana, con bailes mímicos como la Alboreá, la cachucha y la mosca.

Las callejuelas y rincones de este legado Nazari como es Granada, sirven de telón a este género, fruto de la tradición propia de los pueblos antiguos, reflejada en la danza como herederos de las fiestas moriscas, con música y algarabía de carácter improvisado que se manifestaban en sus plazas.