Zambombas por Bulerias

La antigua tradición de las zambombas marca la Navidad flamenca de Jerez.

La zambomba clásica es la que se celebra al aire libre, alrededor de una candela, comiendo pestiños y roscos, bebiendo anís y vino dulce, y con el carrizo de la zambomba bien mojado para tocar y bailar hasta que aguante el cuerpo. Es el momento en el que suenas villancicos flamencos como “Calle San Francisco”, “Marinerito Ramírez”, “Camina la Virgen Pura”, “Los Campanilleros”, y las palmas por bujerías invitan fervientemente al baile.

Una particular forma de vivir la Navidad en Jerez que se remonta en el tiempo, cuando en las antiguas casas de vecinos, donde a menudo se compartía una única cocina de picón, se reunían al completo los habitantes del inmueble, familiares y amigos.

Cualquier viajero que recale en Jerez en estos días de diciembre reconocerá por el ambiente que observe, que las fiestas de la Navidad en este recóndito rincón del sur tienen el sabor ancestral de las tradiciones más populares.

En este Jerez, donde la hospitalidad da paso inmediato a la amistad para siempre, donde un simple toque de palmas agrupa a gentes y hace aflorar el cante de forma gratuita y emocionante, las fiestas de Navidad, y más concretamente la Nochebuena, te harán pasar ratos memorables que difícilmente se podrán olvidar en el tiempo.