Villa Luisa

Desde 1925, año en el que se termina su construcción, Villa Luisa se convierte en el capricho arquitectónico de una de las zonas más distinguidas de Sevilla.

Luminosos y fragantes jardines, espléndidos salones neomudejares y un magnífico pabellón de cristal proporcionan el marco perfecto para la ilusión de un sueño romántico.
Un sin fin de detalles descubren el exquisito ambiente, tan celebrado en numerosos actos y reuniones.

El extenso recinto privado que atesora 5.700 m2 de un jardín con 75 palmeras ha contemplado a lo largo de los años cómo las fiestas se prolongan hasta el amanecer, las pasarelas de moda resplandecen de color, las reuniones de empresa se comentan en todos los círculos y los banquetes sorprenden a los más exquisitos gourmets.

Villa Luisa es sin duda el lugar.