Monasterio de Santa Clara

Fue fundado en 1.337 por Don Alonso Jofre Tenorio.

En él destacan el claustro de las Madres, recinto cuadrado cerrado por cuatro arquerías ojivales, y la espadaña, cuyas campanas anunciaron el descubrimiento de América. 1.492 fue un año histórico para Moguer que tuvo un papel destacado en el Descubrimiento del Nuevo Mundo. El apoyo a Colón de Inés Enríquez, abadesa del Convento de Santa Clara y familia de Fernando el Católico, fue clave para el primer viaje americano. La empresa en sí tuvo a los pilotos hermanos Niño y a la carabela Santa Clara o Niña, ” … la más marinera y aderezada…”.

La aventura colombina no acaba con Colón. En junio de 1.499, el piloto mayor Pero Alonso Niño de Moguer y el financiero de Triana Cristóbal Guerra realizan una expedición comercial a “Las Indias”. Con una tripulación de 33 moguereños, dirigen una carabela de 50 tm hacia Paria, donde cargan palo de Brasil, y de aquí hacia Margarita y Cumaná, donde hacen gran acopio de perlas.

Por último llegan a las salinas de Punta Arayá y en 1.500 regresan a España, desembarcando en Bayona, donde venden su cargamento. Fue fundado en 1.337 para albergar a monjas clarisas, las cuales residieron en él hasta principios de este siglo.

En su iglesia se encuentra el panteón familiar de los Portocarrero. En la actualidad es sede del Museo Diocesano de Huelva de Arte Sacro.

Es un conjunto rodeado de muros de gran sobriedad que le infiere carácter de fortaleza, al estilo de los construidos en el valle de México en el S. XVI. Posee dos claustros mudéjares de los S. XIV y XV: el claustro Grande o de las Madres, de clara ascendencia almohade, y el Claustrillo, muy parecido al de La Rábida.

También en Su interior se encuentran su refectorio, su sala capitular, el dormitorio renacentista datado en 1.589 y la enfermería del S. XV. La iglesia conventual, construida entre 1.338 y 1.405 es de estilo gótico-mudéjar.

De planta de salón sin crucero, dividida en tres naves cubiertas por bóvedas de crucería serpartita y con ábside poligonal que prolonga su nave central por su cabecera. Las naves laterales terminan en testero plano. Su fábrica es de ladrillo excepto elementos de soporte y nervios de la bóveda que son de cantería.