Monasterio de la Victoria

Este edificio se levantó a las afueras de la ciudad de el Puerto de Santa María.

Su fábrica se comenzó en 1504, y en 1517 se debió entregar a los Mínimos de San Francisco, frailes que gozaron de grandes privilegios desde la fundación de la orden. No se sabe con exactitud la fecha de instalación de estos monjes en nuestra ciudad, la primera de las órdenes religiosas masculinas que se instaló en ella, pero sí que los Mínimos, en su expansión por Andalucía (Real Convento de la Victoria de Málaga, fundado por los Reyes Católicos, de Andújar,…) se hallaban en El Puerto en 1502. En 1506 ya estaban instalados bajo el mando de Fray Marcial de Vizines, electo provincial que sería quien en 1517 recibió la donación del edificio que el Duque D. Juan de la Cerda hizo a la comunidad. Según Hipólito Sancho el santuario tuvo en principio un origen distinto al que luego se le dio, que era el de panteón de los duques de Medinaceli, entonces señores de la ciudad, por lo que se financió en un primer momento con el patrocinio ducal y más tarde con aportaciones municipales.

El Monasterio consta fundamentalmente de tres elementos: iglesia, claustro y salas capitulares.

Iglesia: Lo más fundamental es su fachada, muestra exquisita del arte ojival. Está compuesta de dos grandes machones piramidales adornados con columnillas ojivales adosadas. Entre ambos hay un arco conopial que tiene en su vértice un escudo con las armas de La Cerda: el castillo y el león rampante de las armas reales de Castilla y las tres flores de lis de Francia. Como en otros muchos edificios construidos por esta época, el ascendiente sevillano, sobre todo en el templo, alcanza no sólo a su estructura sino también a la inspiración de muchos de los motivos que la decoran, fundamentalmente la portada, concebida a modo de retablo, con abundantes elementos decorativos góticos y vegetales típicos de los últimos años del siglo XV. De características similares a las de otras iglesias jerezanas del mismo estilo y a la puerta del Perdón de la Iglesia Mayor Prioral, lo que hace pensar en el mismo autor de esta última.

Capacidad

En interior hasta 500 personas
En claustro exterior hasta 1.000 personas

Comparte en......
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on PinterestShare on LinkedIn