Luis XV

El Rococó se populariza en toda Europa desde la corte de Luis XV de Francia, en especial en la Italia del norte, en España y en los países de lengua Alemana.
Luis XV opta por un modo de vida placentero, hedonista, en el que el placer por la belleza ocupa el primer lugar, sin desdeñar una causada sensualidad. Concibe un estilo esteticista, en que todo ha de llevar su sello.

Es además el primer estilo integral, pues se gestan los espacios unitariamente para que hasta el más mínimo detalle (desde las lámparas, a los papeles pintados, o las vestimentas de las personas) respiren el mismo concepto artístico.

El máximo esplendor en fiestas en Palacios y Castillos se fraguó en época de Luis XV. Su etapa como rey de Francia fue la más lujosa.