Las bodas campestres son ideales para la primavera y Otoño, el color de la naturaleza da toques especiales difícil de olvidar.